25/7/12

El principio del fin

Estado del bienestar

La noche del jueves 9 de Noviembre al viernes 10 de 1989, se produjo la caída del muro de Berlín. Si bien supuso la liberación y reunificación del pueblo Alemán, hoy podemos afirmar que para los pueblos del sur de Europa, se nos cayó encima, y sus inevitables consecuencias están a punto de aplastarnos. Fue el inicio de la globalización económica y mercantil, el comienzo del pensamiento único, el neoliberalismo como único credo posible y el fin de la historia (Francis Fukuyama) y con ella el de la conciencia de clase. Surgía una nueva relación social: productor, consumidor.
A los derechos sociales del “The Welfare State”, se contrapone el “The Wokfar state” estado de prestaciones sociales condicionadas al trabajo. La culminación del proceso es La Unión Económica y Monetaria (UEM) .Con el nacimiento del Euro (año 2000) como moneda única, a la que no todos los estados de la UE se adhirieron, se crea el Banco Central Europeo, único emisor de la moneda común, lo que impide que los estados miembros puedan decidir su política monetaria. Los que si la pueden decidir son los estados de la UE que no se adhirieron, Reino Unido, Suecia y Dinamarca por destacar los mas antiguos. Todos ellos disponen de moneda propia y banco nacional emisor.
Es evidente que en los países del sur de la UE se está realizando, el ensayo general del nuevo paradigma del ultraliberalismo. Al igual que en los países ya intervenidos, la soberanía española no residirá en el parlamento, sino en los tecnócratas. De forma paulatina pero sin pausa se gesta una nueva plutocracia, no la de los ricos, si no la del mercado especulativo. Es difícil luchar contra un enemigo inasible y sin alma, cual es el mercado especulativo, pero es del todo imposible sin cohesión social y política.
La desafección política de la ciudadanía es cada vez más manifiesta, las causas: medidas de un gobierno que donde dijo digo dice Diego; la patente inoperancia dialéctica de la oposición a la hora de presentar alternativas a la política de rodillo del ejecutivo; la demagogia populista al proclamar que sin políticos hay vida. Aun somos unos muchos que por razón de vida, hemos padecido la ausencia de la alternancia política, y ahí si que no hallaremos vida sin sumisión. Si utilizamos la opinión pública (popular) para juzgar a las instituciones democráticas y no la razón critica (personal), estamos renunciando explícitamente e implícitamente a nuestros derechos y libertad.
“Toda realidad ignorada prepara su venganza” decía Ortega y Gasset. Pues bien, ya está aquí mal que nos pese y el Gobierno se empeñe en crear nuevos eufemismos para enmascarar una realidad. Sí, de facto estamos intervenidos, pero lo peor es que por una cantidad bastante menor —100.000 millones de euros— cuando en realidad se necesita unos 400.000 millones de euros. Aun desconozco la fecha en que se hará efectivo, pero la venganza de una realidad ignorada se cumple. ¿Y ahora qué?
El filósofo danés Soren Kierkegaard decía que “la historia vive hacia delante, pero es comprendida marcha atrás”. Quizás sea el momento de recordar.

2 comentarios:

Sin identidad dijo...

Apreciado humanista: leo tu entrada y coincido plenamente con ella. Eliges además dos citas filosóficas excepcionales, especialmente la de Ortega y Gasset. Yo era muy joven cuando la caída del muro de Berlín, y es ahora que empiezo a informarme sobre las desastrosas consecuencias para el pueblo de la Alemania Oriental; lo mismo en relación a la ex-Unión Soviética, sobre todo a partir del "golpe de estado" al Parlamento liderado por Boris Yeltsin, que sumió al pueblo ruso a índices de pobreza históricos. Ignoro si has tenido la oportunidad de ver un documental griego- por tanto, de un país del sur- titulado Catastroika. Éstas y otras cuestiones históricas, que no se pueden ni ignorar ni olvidar, aparecen ahí documentadas (está en griego y con subtítulos en castellano):
http://www.dailymotion.com/video/xqphwe_catastroika-subtitulos-en-espanol_shortfilms?start=0
Salud y a seguir con el buen trabajo, el artesano.

Antonio Alonso dijo...

Gracias por tu amable comentario al artículo. La información que me sugieres me será de ayuda, gracias de nuevo.
Atentamente
Antonio